Encontrarás lugares únicos y salvajes sin tener que salir de Europa, una amplia variedad de localizaciones en una isla de apenas 369 kilómetros cuadrados  y con una población en torno a los 24.000 habitantes.

La isla está llena de barrancos profundos llenos de palmeras y una amplia variedad de vegetación, montañas imponentes con colores rojizos, negros y marrones, carreteras y caminos mágicos y misteriosos, playas con arena negra de origen volcánico, con imponentes acantilados con formas caprichosas, rodeados de un inmenso Océano Atlántico, que ofrece unos fondos marinos claros y llenos de vida animal como delfines y ballenas muy fáciles de avistar.

La isla está llena de barrancos profundos llenos de palmeras y una amplia variedad de vegetación, montañas imponentes con colores rojizos, negros y marrones, carreteras y caminos mágicos y misteriosos, playas con arena negra de origen .volcánico, con imponentes acantilados con formas caprichosas, rodeados de un inmenso Océano Atlántico, que ofrece unos fondos marinos claros y llenos de vida animal como delfines y ballenas muy fáciles de avistar.

La isla de La Gomera, cuenta con 90 km. de costa. A lo largo de su litoral, encontraremos innumerables calas y sorprendentes playas situadas entre espectaculares acantilados, de aguas cristalinas y apacibles de arena negra o callao, donde disfrutar del baño en un entorno insólito.

Sus pueblos son pintorescos, con arquitectura colonial, estrechas calles de piedras, donde se respira la tranquilidad y evocan a otros lugares de Sudamérica o incluso África.

 

El Parque Nacional de Garajonay es patrimonio de la Humanidad desde noviembre de 1986, cuando el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco incluyó al Garajonay en la lista del Patrimonio Mundial, elevándolo a la máxima categoría internacional que puede alcanzar un espacio nacional protegido. Tiene una extensión de 3.984 hectáreas, que supone el 10% de la superficie insular. Este valioso espacio natural cuenta con la mejor representación del bosque de laurisilva y ofrece la imagen que podía tener el sur de Europa y el norte de África hace millones de años. Es el refugio de uno de los bosques más singulares y emblemáticos del mundo.

El Parque Nacional de Garajonay, es un viaje al Terciario, un lugar misterioso envuelto en una profunda niebla como sacado de un cuento de misterio, en la actualidad es la muestra mejor conservada de este tipo de ecosistema. Otros valores del Parque Nacional son la diversidad de vegetación y la existencia de espectaculares monumentos geológicos, como los Roques de Agando.